Corta despedida

Nos angustian los labios
pintados de críticas ignorantes
repletos de pronunciaciones que nos separen

Mientras el corazón reparte
a través de nuestras venas
el vino rojo del amor embriagante

En noches que el sudor camina raudo
excitando las tersas manos
que van conociendo lo mas denso de la carne

Y separados por una filosa frontera
aplacamos los deseos con una tregua
condenados por el inmortal hasta luego

2 comentarios:



No T.L.C dijo...

me encanta este, muy bueno

Karol Barboza dijo...

duele.. pero es un hasta luego? xq no el adios?? con el hasta luego siempre queda la sombra de un amor que no fue.. como dice Ismael Serrano: "el amor es eterno mientras dura"